domingo, 1 de mayo de 2016

TARTA SACHER


TARTA SACHER

¡FELIZ DÍA DE LA MADRE!

Felicidades a todas las madres, y en particular a la mía a la cuál ya no tengo a mi lado y a la que dedico mi tarta Sacher donde quiera que esté, buena amante del chocolate y que seguro hubiera disfrutado enormemente de mi tarta de chocolate. ¡Felicidades mamá!

 Con esta receta participo, igualmente, en la celebración del 3º Aniversario del reto Cocineros del Mundo con la colaboración de Chocolates Valor.

La Tarta Sacher es originaria de Viena, fue creada por un aprendiz de repostero, Franz Sacher, en 1832.  "Cuando el joven Franz Sacher trabajaba en la corte del canciller Metternich inventó esta tarta que, en pocos años, se hizo famosa en toda Austria. El bizcocho de chocolate quizá no fuera novedoso, pero el brillante glaseado que lo cubría y, sobre todo, la capa de mermelada de albaricoque que escondía dentro la convertían en algo revolucionario para la repostería de la época. Desde entonces, a Sacher le sonrió la suerte: en 1866 abrió junto a su hijo una tienda de delicatessen y, más tarde, un hotel. En los años treinta surgió una disputa legal: durante siete años los herederos de Franz y los propietarios de la pastelería Demel, que también vendían la tarta, se disputaron el derecho a adornarla con su propio sello. El resultado fue el famoso "sello" de chocolate que aparece en la tarta preparada por la pastelería del hotel Sacher, ganador de la causa". ("El gran libro del gormet: El chocolate nuevas armonías" de Rosalba Gioffré)






INGREDIENTES
(Para el bizcocho)
150 g de chocolate de cobertura fondant
130 g de mantequilla
100 g de azúcar glas
6 huevos
unas gotas de extracto de vainilla
100 g de azúcar
150 g de harina

(Para el relleno)
200 g de mermelada de albaricoque

(Para el glaseado)
150 g de azúcar
180 g de chocolate negro 72%
150 ml de agua 
4 hojas de gelatina




PREPARACIÓN

Para elaborar el bizcocho primero fundimos el chocolate al baño maría, dejamos que se vaya entibiando. Con la batidora, trabajamos la mantequilla a velocidad media hasta que se ponga blanda y cremosa; añadimos el azúcar glas y batimos unos minutos. Agregamos las yemas de los huevos, de una en una, y luego el chocolate fundido y el extracto de vainilla. Echamos la mezcla en un cuenco grande y, dándole vueltas con una espátula de goma, incorporamos la harina poco a poco. Batimos las claras con el azúcar a punto de nieve, con las varillas, hasta que queden brillantes y firmes; añadimos a la masa de chocolate pero sin dar vueltas y con movimientos envolventes desde el fondo hacia arriba. Vertemos la masa en un molde forrado con papel de horno y cocemos en el horno previamente caliente durante unos 45 minutos a 180º. Comprobamos el punto de cocción del bizcocho clavando una aguja de hacer punto y que deberá salir seca. Sacamos el bizcocho del horno y dejamos reposar durante unos 20 minutos antes de desmoldarlo; enfriamos sobre una rejilla.

Igualamos la superficie del bizcocho y dividimos en dos discos, Extendemos sobre el primero mermelada de albaricoque; ponemos el otro disco encima y untamos la superficie y los bordes del bizcocho con la mermelada restante. Dejamos secar una media hora.

Para el glaseado ponemos las hojas de gelatina en agua para hidratarlas; echamos en un cazo el agua y el azúcar y cuando hierva añadimos el chocolate negro troceado, cocemos a fuego lento 5 minutos y agregamos las hojas de gelatina bien escurridas, removemos hasta que se disuelvan: debe resultar un glaseado liso y brillante; reservamos para decorar al final. Ponemos el bizcocho sobre una rejilla en la que debajo habremos colocado un plato, y vertemos en el centro el glaseado, extendiéndolo con una espátula sólo si fuera necesario, de modo que cubra la tarta por completo; no lo manipulemos demasiado para que no pierda su brillo. Finalmente, decoramos la tarta con la palabra "Sacher" y la metemos en la nevera unas horas para que el chocolate se endurezca completamente y servimos.





1 comentario:

  1. Me chifla el chocolate, así que esta tarta me parece un lujo. Que pena la mermelada, porque para que fuese perfecta para mi la rellenaría de más chocolate 😂

    ResponderEliminar

Comentarios