martes, 24 de febrero de 2015

TARTA DE LIMÓN Y MERENGUE

TARTA DE LIMÓN Y MERENGUE



Los ingredientes elegidos son huevos o cítricos, en este caso mi receta lleva ambos ingredientes.

Tenía en mi borrador guardada la tarta de mi último cumpleaños, esperando alguna ocasión para mostrarla, y qué mejor que ésta para participar en el Reto.   

Probé por primera vez la Tarta de Limón y Merengue o Lemon Pie, en un restaurante en Marrakech y a partir de ahí me decidí a hacerla para celebrar mi cumpleaños que fue el pasado Abril. 

La he vuelto a hacer en alguna otra ocasión y es tan rica y tan refrescante que siempre es un éxito. La receta es de Alma Obregon, de su programa Cupcake Maniacs.






INGREDIENTES

Para la base:
125 g de harina
65 g de mantequilla muy fría y cortada en trocitos pequeños
45 g de azúcar glacé
1 huevo batido

Para el relleno:
4 limones
200 g de azúcar blanco
100 g de mantequilla
5 huevos
165 ml de agua

Para el merengue italiano:
4 Claras de huevo
240 g de azúcar
60 cc de agua



PREPARACIÓN

Para la primera tarta que hice, elaboré la masa como os explico a continuación, pero en otras ocasiones la masa la he comprado (brisa o quebrada), y es mucho más fácil y cómodo.

Para preparar la masa mezclamos la harina y la mantequilla, hasta obtener una mezcla arenosa. Incorporamos el azúcar glacé y el huevo, amasamos bien hasta conseguir una masa homogénea. Hacemos una bola con la masa de forma manual, cubrimos con film y metemos en la nevera durante unos 15 minutos.
Una vez pasado este tiempo extendemos la masa en una superficie enharinada con un rodillo. La colocamos en un molde y se corta el exceso de masa que sobresalga por los bordes. Pinchamos la masa para que no suba.

Refrigeramos la masa otros 15 minutos y después precalentamos el horno a 180 º.  Horneamos durante unos 15 ó 20 minutos. Tras sacar del horno dejamos enfriar.

Ahora procederemos a realizar el relleno. Ponemos en un cazo la ralladura de 2 limones, el zumo de 4 limones y el agua, para disminuir la acidez. Removemos bien y añadimos el azúcar, la mantequilla y los 5 huevos, previamente batidos.

Calentamos a fuego lento sin dejar de remover hasta que espese. Recomiendo calentar al baño maría, si no es fácil que la crema se queme en el fondo del recipiente. Colamos la salsa y dejamos templar 10 ó 15 minutos con un film. A continuación vertemos la crema en el molde y dejamos enfriar por completo.

Por último el merengue. Yo he optado por el merengue italiano y no el merengue suizo de la receta original. Podemos elegir el que queramos, a mí me gusta más el italiano porque aunque es más difícil de elaborar, se mantiene siempre firme.

 Se hace de esta manera:
Utilizamos dos partes de azúcar por una de claras. Separamos las claras de la yema sin que se mezclen, la yema tiene grasa y el merengue con grasa no levanta bien. Las claras se baten más rápido a temperatura ambiente.
 Batimos las claras solas para que tomen un poco. Agregamos 60 g de azúcar y seguimos batiendo. Mezclamos 180 g de azúcar con el agua (60 ml) y hervimos durante 5 minutos hasta 118 º (punto bolita), sumergimos en agua fría y si se forma una bolita está a punto. Yo también utilizo un termómetro para la ocasión.

Seguimos batiendo las claras en el bol y agregamos el almíbar caliente poco a poco para cocinar las claras. Batimos hasta llegar a temperatura ambiente.

A continuación ponemos el merengue en una manga pastelera y decoramos la tarta haciendo las filigranas que más nos gusten.  Por último, si tenéis un soplete el toque final es espectacular, también se puede meter en el horno un instante para tostar el merengue. 



Espero que os guste







3 comentarios:

  1. Te ha quedado de lujo, asi que comerlo sera un placer, bsss.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta el merengue y tu tarta tiene que estar buenisima. Felicidades.

    ResponderEliminar
  3. Te ha quedado espectacular. Nos estrenamos en el reto :)

    ResponderEliminar

Comentarios